Iconos del automóvil (III): Citroën CX

Yo soy de aquellos que tienen tendencia a echar la vista atrás, y comparar a menudo modelos actuales con equivalentes añejos, y me ha pasado por la cabeza el CX. El mismo nombre ya apunta a aerodinámica, y basta con echarle una ojeada para ver que es una auténtica flecha, pero a mi modo de ver creo que si comparamos éste con su antecesor -DS- y su homólogo actual -C6- casi me quedo con el protagonista del artículo. Siempre me ha gustado por su poderío estético, cómo decía antes, una flecha, porque tenía un morro largo y una silueta muy esbelta (tipo los Jaguar de esa época) y porque disfrutó de uno de los anuncios de TV más sensuales y brutales al mismo tiempo, que se haya hecho nunca. Me refiero a aquél en que salía del desierto la cabeza de la actriz, cantante y modelo Grace Jones, y de su boca salía “cagando leches” la versión CX 25 GTI Turbo. Andaba por el desierto levantando polvo y volvía de nuevo gas a fondo a la boca de la chica. Por desgracia, en algún momento de la historia se decidió eliminar por completo de la publicidad del motor la expresión de velocidad y potencia, tal como la reflejaban algunos de los anuncios de aquella época, porque les daba mucho más carácter a esos productos.

Pero no sólo por el anuncio me gusta el coche, también porque a parte de poderío su silueta tenía su punto futurista y diferenciador, que para mí no tiene el C6, ya que recurre al CX para cojer forma.

Otro punto que siempre me ha gustado de ese coche, y volviendo al apartado futurista, es su salpicadero, quizás sin tanta botonería como algunos coches “USA” de los años 60 conseguía dar ese toque, y aunque no tengo muy presente su equipamiento, estoy seguro que bien rematado con tapicería de piel debía ser la “bomba”. De hecho cuando veo alguno por la calle, ya no muy a menudo, me pego a sus cristales y dejo fluir mi imaginación.

Tambíen cabe destacar que su antecesor, el DS, conocido en España como Tiburón, ya disponía de una silueta fuera de lo común para su época, y que además disfrutó del reconocimiento del presidente De Gaulle. Otro modelo derivado, y ciertamente original, es el coupé SM, desarrollado en la época en que la marca francesa pretendía hacerse con la mítica marca italiana Maserati, y de la cual tomó el motor. Lástima que no se vean más a menudo.
Bueno, espero que os haya gustado el artículo, y para terminar el trabajo, a continuación os dejo un enlace con algunas fotos de este excepcional coche. Espero que disfrutéis con ellas tanto como yo mismo en el momento de tomarlas.

Hasta pronto!
Novedades del blog CastellV8
Apúntate gratis a la Newsletter

One Reply to “Iconos del automóvil (III): Citroën CX”

  1. Hola.<br />Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no ví <br />tu email en el tu blog<br><br />Soy el webmaster de motor-online.org<br /><br />MOTOR-ONLINE es un ranking / directorio de clasificación de web&#39;s y blogs en <br />español relacionados con el mundo del motor. <br />Registrando tu sitio en MOTOR-ONLINE podrás darte a conocer y aumentar el <br />

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *