Aniversarios (I): Peugeot 205

30 Aniversario del Peugeot 205

El Peugeot 205 es uno de esos coches que superan las fronteras del tiempo, a menudo por motivos muy diversos. Llegó oficialmente al mercado en febrero de 1983, con la misión de sustituir al 104, pero pronto obtuvo su propia personalidad. Se mantuvo en producción a lo largo de 15 años, y 15 años después le sustituyeron el 206, 207 y recientemente el 208, pero ninguno de ellos tuvo la osadía comercial y de marketing que tuvo el 205. Seguramente recordaréis ese fantástico anuncio de mediados los años ‘80, en que se podía ver al pequeño león recorriendo quilómetros sin parar, hasta que llegaba a un punto que ya no podía seguir, y entonces se oía una voz que decía: Peugeot 205, contigo hasta el fin del mundo.

Al poco tiempo de vida ya disponía de la versión seguramente más agresiva que se podía tener, muy similar en concepto a otro histórico. Hablamos del 205 Turbo 16, con un parecido estético al R5 Turbo “culo gordo”. Coches ambos que conquistaron el corazón de muchos aficionados, e hicieron las delicias de quienes podían pilotar semejantes monturas. De ahí salió una de las bestias más deseadas de la historia del París-Dakar, de ese rallye que salía de París y llegaba a la Playa Rosa de Dakar después de 3 semanas de dura competición por el desierto…, bueno, eso ya es de otro artículo.

Volviendo al tema, la versión de competición difería de su homólogo de calle por tener mayor distancia entre ejes e ir más alto del suelo para montar ruedas y amortiguadores para superar las dunas y aquellas duras etapas por el Atlas africano. Pero también supo aprovechar su supremacía tecnológica para salir a conquistar una de las subidas en cuesta más famosas y duras al mismo tiempo, que existen, como es la Pikes Peak. Coches pilotados por manos muy expertas de la época, nombres ilustres como los finlandeses Ari Vatanen y Juha Kankkunen, dos de los pilotos más espectaculares (quizás porque esas máquinas eran espectaculares).

Pero no solo de competición vivió el 205, porque es un coche que tuvo versiones para todos los gustos y necesidades. Desde la versión más pequeña con escasamente 1L. de cubicaje hasta el más potente de los GTi con un motor 1.9L y 130 cv, con apenas 1.000Kg de peso era una auténtica bala sobre ruedas. Aunque tampoco podemos olvidar al descapotable que dibujó y montó parcialmente el genio de Turín, Pininfarina, quién le puso el sello de la elegancia como pocos pueden hacer. Aunque debemos recordar que ya antes el carrocero italiano había trabajado con el constructor francés, con diferentes prototipos y coches de calle, como el 504 Coupé y Spider.

Os dejo con un par de fotos de uno que vi, en una ocasión, en el Circuit de Catalunya. Creo que es un kit de carrocería moderno imitando al Turbo 16.

Podéis encontrar más info interesante sobre la historia del coche en:

L’internaute (en francés)

Rétromobile 2011 - Peugeot 205 Turbo 16 - 007
By Thesupermat (Own work) [CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons

 
Novedades del blog CastellV8
Apúntate gratis a la Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *