Iconos del automóvil (II): KITT

Soy un gran aficionado a los coches, y de siempre me han gustado los deportivos, y seguramente como a muchos de vosotros, también disfruto con las películas o series de TV donde hay carreras y persecuciones con modelos míticos (que ya lo son, o se convierten a partir de allí). Y una de esas series es la famosa “El Coche Fantástico” de mediados ochenta, con un deportivo negro que aquí en España poco se conocía de él (Pontiac Firebird TransAm), pero se convirtió en mito a toda prisa.

Una serie con la cual muchos nos pasamos horas frente al televisor en su primera emisión como, seguramente, con sus reposiciones aquí o allí. Se habló mucho de su vuelta, y finalmente el pasado 2008 llegó el primer episodio piloto, que pudimos ver en TVE en el mes de mayo.

Después de tantas habladurías y esperas, cuando uno comienza a revivir la leyenda piensa, inevitablemente, las segundas partes…, pero hay que dejarse llevar para poder opinar después. A mí, personalmente, me gustó, y me quedé con ganas de que continuara en algo mas que un simple episodio de prueba, y el otro día me llegó a mi e-mail un mensaje de una amiga, en el que me daba un enlace para ver los episodios de la primera temporada en USA, pero con subtítulos en español. Probé y todavía me gusta más esta vuelta, debo confesarlo, aunque quizás le sobre gente en esa especie de bat-cueva, pero tiene guiños a la serie original, que la hacen interesante.
Ahora bien, hay un detalle a partir del cual se me enciende una lucecita en mi cabeza, y es que cuando piensas que cochees el utilizado en 2008 (un Mustang GT500KR), e investigas, te das cuenta que es una reedición de un mítico modelo homónimo del año 1968, apodado KR por King of the Road, y que creo que muy inteligentemente utilizan ahora, rebautizando las iniciales KR para “Knight Rider”.
Espero haberos distraído un poco, y a disfrutar de la carretera y las “autopistas” de la información.
Novedades del blog CastellV8
Apúntate gratis a la Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *