Nostalgia (II): Aquellos grandes alerones

Quién no ha dibujado nunca un coche y luego le ha puesto algún tipo de alerón?
Seguro que más de uno, y alguno de vosotros lo habrá hecho con alguno de ellos en forma de ala delta, como el del impresionante Countach (cuanta fuerza desprende éste fantástico deportivo), o la impresionante trasera del F40, que casi se puede decir que era más alto su alerón que el cuerpo en sí del coche. Si, la verdad es que hace unos días que siento una cierta nostalgia por los alerones en los coches, porque creo que les daban un toque especial a la vez que deportivo, y quizás, a mi entender, hoy día no se utiliza tanto en los vehículos de calle, porque la competición siempre es otra historia, si bien los que montaban los fantásticos Cosworth… aquello si que era un aleron en pista o carretera. Como aquél no se han visto nunca jamás, por mucho tuning que se haya hecho.

Así por lo pronto recuerdo unos cuantos alerones fuera de serie, como por ejemplo de las series finales del Delta Integrale (graduable en inclinación), el mismo F40 o Ford Cosworth así como el Lamborghini Countach antes mencionados, R5 Maxi Turbo, 911 Carrera “cola de pato”, Dodge Daytona (mas alto que el del mismo F40) y por cierto anterior al italiano. Otro enorme alerón fué el del Mercedes 190 E 2.5 16V Evolution 2 (creo que no me dejo ninguna parte del nombre), y es que además de currarse los alerones, en esa época también se curraban y bien los nombres.
Sin duda los hay mas discretos y también los hay famosos por la tele. ¿Quién no recuerda aquella furgoneta GMC negra con un alerón rojo continuado por una línea hasta la puerta delantera? Si, una de las furgonetas mas cañeras de la pequeña pantalla. También el famoso KITT tuvo su alerón, pequeño y discreto pero con seguidores entre los coches de serie, como lo fueron los R21 2L. Turbo, Peugeot 405 Mi16, Opel Omega 3000, la famosa aerodinámica activa del Mitsubishi 3000 GT… Otro de los alerones geniales en un coche poco común, sería el alerón retráctil (giraba y se escondía en la tapa del maletero) del Lancia Thema 8.32, que por si fuera poco montava motor Ferrari. Un cóctel solo imitado, pero quizás con menos carisma, en los modernos Audi A8 con motor V10 de origen Lamborghini.
De modernos también encontramos los estantes con ruedas del Mitsubishi Lancer Evo, o su compatriota Subaru Impreza. Espectaculares, sin duda, lo son. Los Porsche 911 reinventándose a sí mismo una y otra vez, los habituales pequeños aditamentos aerodinámicos al final del techo en los modelos compactos, y algunos mas que seguro existen.
En definitiva, a lo largo de los años encontraríamos una ingente cantidad de modelos, cada cual con su estilo, pero como decía al principio del artículo, quizás ahora no es tan habitual montarlos en coches de serie (tuning a parte), pero como siempre, os dejo a continuación un enlace con una selección de coches y alerones.
Hasta pronto!
Novedades del blog CastellV8
Apúntate gratis a la Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *