Pontiac: In Memoriam (1926-2010)

Hace tiempo os prometí que hablaría sobre Pontiac, esa marca de coches genuinamente USA, que fué condenada a desaparecer. Lo prometí pero no llegué a hacerlo, porque siempre falta tiempo. Bueno, pues allá voy.

Hace unos días leía un artículo en un blog de motor, dónde comentaban que finalmente Pontiac cerraba como firma comercial, aunque la producción se acabó hace ya un año, la marca todavía seguía activa hasta que su corazón dejó de later, y eso me dió motivos para este escrito.

En el mundo del motor hay marcas que, no se sabe muy bién porqué, se convierten en mitos, y Pontiac es una de esas. La marca debe el nombre a un jefe de tribu indio, y a lo largo de su producción honora a los originarios pobladores de esas tierras.

Como la mayoría de vosotros sabréis, ellos inventaron el “Muscle car” con el GTO (y no es el Ferrari), pero quizás será más recordada por los tiempos de los tiempos por el Firebird que conducía el duro de Burt Reynolds en “Smokey y el Bandido”. Ese coche con el pájaro de fuego en el capó, una de esas referencias a tradiciones indias, tenía mucha personalidad, y además a mi parecer, fué esta peli que forjó la base de una de las series de mayor éxito de los ’80, que curiosamente se valió de la evolución del modelo, para crear “El coche fantástico”.

Sin duda con esta serie de televisión muchos de nosotros empezamos a conocer la marca. Pero a parte de coches para películas, Pontiac era productora de una gama siempre con carácter deportivo, como fué el Fiero, un pequeño deportivo con motor V6 y estilo berlineta italiana. Naturalmente también tuvieron el mencionado GTO, que en su versión original era un mastodonte de 2 puertas, y poco a poco perdió volumen manteniendo consigo el carácter; la berlina Bonneville, que tomaba el nombre del lago salado de Utah dónde anualmente se baten records de velocidad. Otra referencia a las tribus indias era el Star Chief, una gran berlina de los años 50.

Durante muchos años se mantuvieron fieles a su estilo de turismos y deportivos, y no fue hasta su época final que produjeron todo-terrenos, y alguna que otra aberración estética y de concepto como fué el modelo Aztek.

Para ilustrar un poco la historia de esta marca, os dejo una galería de fotos.

Novedades del blog CastellV8
Apúntate gratis a la Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *